El traje tradicional, después de la lengua y junto con la música

representa la mayor manifestación de la identidad de un pueblo.

Históricamente los trajes tradicionales de Galicia  se elaboraban

condicionados por el clima, con materias primas autóctonas,

confeccionados con tejidos  rústicos de fabricación  artesanal.

El carácter tradicionalista de los gallegos, se muestra de manera

clara en su traje tradicional.

Las materias de elaboración de los trajes regionales eran básicamente

lana y lino, en sus versiones más rústicas (sayal, estameña y estopa)

que ellos mismos obtenían, tintaban y acababan según

los conocimientos heredados de sus ancestros.

A finales del siglo XIX aparecen nuevos tejidos para la confección: raso,

terciopelo, algodón, damascos, tejidos más finos que son utilizados en

trajes de fiesta y que añaden riqueza al traje.  A principios del pasado

siglo comienzan las mayores transformaciones del traje popular gallego,

motivado por el desarrollo del sector textil, el descubrimiento de nuevas

fibras y la fabricación fuera del ámbito domestico.  

En  Daquela hemos querido incorporar a la confección de trajes regionales

de Galicia, el concepto de confort y comodidad, como seña de identidad, en

todos nuestros modelos regionales, desde la filosofía que constituye la naturaleza

de los modelos tradicionales gallegos, queremos satisfacer a los que buscan la

esencia de un traje tradicional de Galicia.

Otra de nuestras mayores premisas, es el uso adecuado de los recursos, dentro 

de un desarrollo sostenible, tanto en la producción como en el consumo, para ello:

1- Usamos materiales de origen natural , minimizando desechos y contaminación.

2- Nuestros productos tienen un amplio ciclo de vida  y son reciclables.

3- La producción es ajustada a la demanda, personalización de los prendas

    y manteniendo mínimos estocajes.

4- Amplia línea de productos, que se complementan para el uso y aprovechamiento

    de los materiales, minimizando residuos.